Usando… LinkedIn

Desde hace unos años, tras licenciarme, tengo un perfi en LinkedIn, una red social orientada al mundo laboral. Mi uso de esta red ha ido variando a medida que, creo, iba entendiendo cómo funcionaba esa red. Al contrario de lo que he llegado a leer en muchos sitios, LinkedIn no es una red donde uno pueda encontrar ofertas de trabajo como, por ejemplo, en Infojobs. Se parece más bien a un Facebook en el que los temas y grupos de discusión son relacionados con muchos temas, pero desde un punto de vista más o menos profesional.

Como veo que hay muchos sitios generalistas que dan consejos de cómo buscar trabajo y explican una forma de usar LinkedIn como si fuese algo parecido a Facebook, voy a contar mi experiencia por si a alguien le sirve.

LinkedIn es una red de contactos… pero eso no es Facebook

Quizás la gente lo use de manera equivocada, ya que veo algunos comentarios del estilo a “Buscando nuevo trabajo” o “disponible para contratar”. Pero creo, por mi experiencia, que no es así como funciona. Esta no es una red en la que uno pueda tener el perfil desactualizado y re-activarlo cuando busca trabajo. Creo que esto no funciona así.

LinkedIn es una red donde lo que hay que hacer es participar en debates y en grupos de interés, tengamos trabajo o no. En mi caso, al ser físico, participo en grupos de discusión sobre divulgación, ciencia de materiales y cosas afines, relacionadas con mi perfil. De esas participaciones, otros miembros pueden ver tu perfíl y agregarte por tener intereses parecidos. Y hay que mojarse.

Participando en estos sitios, dando opiniones -informadas o interesantes, no metáis paja- y siguiendo empresas y otros grupos, uno se da a conocer de una forma más completa. Ya no es cuestión únicamente de que la gente vea tus logros académicos o de trabajo, si no que sepan cómo piensas, qué intereses tienes y cómo te involucras en esos temas. Creo que esto es realmente importante; hoy en día las empresas buscan factores diferenciadores que quedan fuera de curriculum -al menos, del tipo estándar de curriculum-. Y ese puede ser el punto a favor de esta red: uno puede demostrar mucho más la iniciativa que tiene, las opiniones sobre la cultura laboral y en general, sobre cualquier tema relacionado con los sectores en los que trabajemos.

Por eso, dedicarse a agregar contactos con los que ni hemos cruzado una frase ni compartimos grupos; ponerse a compartir cuaquier enlace, aunque sea interesante, sin comentar nada interesante o sin pretenderlo, no es la mejor manera de usarlo. Tampoco es una red donde haya que ir contando lo que haces a cada momento, al estilo Facebook. Hay que intentar aportar cosas. Quizá esa es la clave.

Aprendiendo a usar redes profesionales

No me considero un experto en esta red social, pero creo que sí he sacado cosas de ella. Es cierto que no he conseguido trabajo a través de esta red, pero sí he recibido información sobre puestos disponibles. La cosa es que yo no buscaba trabajo en ese momento. Estas ofertas u oportunidades no me vinieron de desconocidos (que también puede ocurrir, porque la red permite que empresas hagan búsquedas de candidatos) sino de contactos que había hecho, por afinidad de sector laboral, y por participar en varios grupos en los que se debaten diferentes temas.

Otras cosas que he obtenido a través de esta red es crear contactos y una red de personas que, aunque sea virtualmente, saben a qué me dedico, qué intereses tengo y demás. Lo bueno de esa red es que te permite saber qué opina la gente del mundillo para mejorar el curriculum, por ejemplo, y puedes obtener sugerencias y recursos para mejorar tus conocimientos, aprender nuevas habilidades y ser más interesante para un posible empleo.

Y también he conseguido contactar con futuros compañeros de trabajo. Esto ha sido especialmente útil ahora que marcho a trabajar a otro país, porque así he obtenido información de primera mano sobre mi nuevo lugar de trabajo. Esto es una novedad que creo que proporciona LinkedIn que no se puede tener en otras redes de trabajo tipo Infojobs: puedes conseguir información de primera mano sobre empresas o empleadores que os interesan de gente que ha trabajado o trabaja dentro de esa empresa. Es decir, ya no eres el único evaluado: las empresas también pueden ser evaluadas por nosotros. Y esto es muy importante.

A medida que se van haciendo contactos, uno puede ir conociendo gente que le informe sobre qué proceso seguir para trabajar en determinada empresa, cómo son los procesos de selección o qué habilidades y conocimientos desarrollar para tener una mayor probabilidad de ser contratado. Todo esto lleva a que podamos afrontar una entrevista de trabajo en esa empresa que nos interesa con las mayores posibilidades de éxito y con más seguridad, sabiendo mejor a qué nos enfrentamos. Es más fácil salir airoso si sabemos cómo va a ser la entrevista y de qué partes se compone.

Pero en el mayor de los casos, las oportunidades laborales surgen de haber estrechado lazos con algún contacto y que, en un momento determinado, ese contacto te pasa una oferta que han emitido en su empresa o en alguna relacionada que cree que puede ajustarse a l que conoce de tí. Por esto es muy importante desaarrollar bien un perfil que hable de tu trabajo, de tus intereses y de lo que quieres hacer. Por eso precisamente, la imagen que hay que dar debe ser profesional y hay que dedicarle algo de tiempo y esfuerzo. Podemos conseguir que nos contraten si lo hacemos bien.

Conclusión

Para acabar, quizá habría que comentar brevemente cómo funciona el tema de los contactos. Hay que decir, que LinkedIn tiene una cuenta Premium, pero no la conozco ya que yo me mantengo en la versión gratuita. Así que esto que he contado sólo vale para esta modalidad.

Respecto a los contactos, en LinkedIn no puedes enviar una solicitud de contacto a cualquiera: tienes que tener alguna relación que has de indicar (compañero de trabajo, amigo…). Además, se mantiene un sistema de conexión entre contactos en el que te indica si tienes algún conocido común con alguien. Esto hace que tengas que solicitar a alguien que ya te tiene como contacto que te conecte con alguno de sus contactos que te interesa. Esto es interesante, ya que resulta como en la vida real, que para conocer a alguien que trabaja en alguna empresa en concreto, necesitas que alguien te presente o introduzca.

Lo bueno de este sistema es que partes con una pequeña ventaja de partida, ya que si la otra persona confía en la que te ha presentado, es como si llegases con un aval. Por esto es importante lo que he comentado de participar en grupos y discusiones, aportar cosas como recursos o enlaces interesantes para demostrar que no eres más que un curriculum con títulos. Aunque parezca una tontería, debatir con alguien sobre algún tema, aunque sea llevando opiniones opuestas, puede hacer que esa persona te respete o considere que eres relevante. De esta forma, puede llegar a ayudarte a conocer a alguien que te interesa laboralmente.

Por último, he de decir que esto es lo que considero es un buen uso de esta red, pero como dice el refrán “en casa del herrero, cuchillo de palo”, no pongo en práctica todos los consejos que he comentado -al menos, no con la frecuencia deseada-. Pero esta entrada irá a LinkedIn para que la gente me comente también qué usos les dan ellos a la misma. Seguro que aprendo algo.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s