Mejor un chispazo que pensar mucho rato

Nada más triste hay que comprobar cómo la gente voluntariamente prefiere ser tonta, o no pensar. Una vaguería supina que hace que los individuos prefieran sentarse en el sofá o en la silla a ver internet, procastinar, ver la TV sin verla realmente, todo con tal de no pensar en nada.

Y eso lo hago yo también. Estando en casa, es difícil concentrarse teniendo tantas distracciones que recompensan fácilmente al cerebro: videojuegos, películas, blogs, Tumblr… Todo son tareas sencillas, mero visionado. En ocasiones, requiere algo de proceso mental entender una idea o una explicación, pero si llega a ser demasiado, incluso aunque interese, al final termina siendo una pestaña perdida entre marañas, una línea más dentro de mi cuenta en Instapaper o Pocket. Ni siquiera tengo una forma de decidir entre uno y otro, según me da. Probablemente nunca lea más de la mitad de lo que tengo ahí.

Todo esto viene a cuento de esta entrada en Ars Technica sobre un estudio en Harvard, según parece. Los sujetos (y sujetas) del estudio llegaron al punto de preferir alguna descarguita eléctrica antes que estar a solas con sus pensamientos. ¡Qué flamencos ellos! Descarguita y a bailotear, unas risas y vuelta a empezar. Pero nunca llegar al punto de tener que pensar en algo durante más de 10 minutos seguidos. Cuesta. Cuesta mucho esfuerzo. Todos queremos aprender nuevas cosas, idiomas, habilidades, para hacer cosas que nos motivan y nos atraen. Pero eso siempre cuesta, incluso aunque no cueste dinero.

Esto es como los cursos de Coursera, Udacity, edX… cursos de alto nivel, completos, variados. Uno puede aprender lo que sea, lo que quiera, prácticamente. Pero aviso a navegantes: cuando se especifica que se requieren unas 6 horas a la semana, no es broma, están tirando a la baja. Y con empeño y cabezonería he llegado a cumplir incluso superar la cantidad recomendada… y a suspender (o mejor, no aprobar, que lo otro suena mal) la mayoría de cursos que he comenzado. Y a esto vamos: usamos la cabeza, el cerebro, nuestra mayor arma evolutiva y de supervivencia, de forma ineficiente y lo menos posible. Que luego uno se plantea por qué no se es rico, o famoso, o como Iron Man, las dos cosas y usando el cerebro la conclusión es obvia: no trabajas suficiente, capullo! Tienes demasiados jueguecitos de consola, demasiadas películas que te distraen, demasiadas redes sociales… demasiados vicios, al final.

Recompensa rápida frente a esfuerzo prolongado y posible, que no probable, recompensa futura. Todos lo intentamos alguna vez: comenzar un curso; empezar un proyecto en el tiempo libre, escribir líneas de código que terminarán conformando la personalidad de un robot que sorprenderá a todos creado por tí; montar un blog como este con intención de ser referente en el mundo hispano-tecnológico (hispano por la lengua, mi target es mundial). Todos enfrentamos, tarde o temprano, un problema bloqueante que requiere más esfuerzo del que pensábamos que debíamos invertir, y el plan magnífico de crear algo nuevo, o simplemente mejor, o peor pero más personal, se encalla por horas, días, semanas. Todos, salvo unos pocos valientes, terminamos encendiendo la consola, poniendo música mientras leemos lo más absurdo que Internet puede ofrecernos, coleccionamos ventanas del navegador con miles de pestañas que contienen descripciones, how-tos, manuales, información técnica o específica… Y todos, salvo los pocos valientes, terminamos cerrando esas pestañas sin haber leído su contenido a fondo, pensando en que mañana, o la semana próxima o el próximo año, será un momento más propicio para ello y estaremos más concentrados o preparados.

Pero lo cierto es que no estaremos nunca preparados, ni será un momento mejor que ahora. Y así seguimos, con la ilusión de que llegaremos a ser Steve Jobs con nuestra gran idea, pensando que todo se construye sin esfuerzo, sin fracasar varias veces. Al final, si no cambiamos la mentalidad, todos seguiremos siendo anónimos idiotas que prefieren la descarga eléctrica a cambio de la tranquilidad de no tener que pensar.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s