La Solidaridad es Oportunista

Todo el mundo quiere o pretende ser solidario. Todos pensamos que para ser buena persona, hay que ayudar a los demás y todo eso. Que alguien solidario comparte o ayuda a otros sin recibir nada a cambio, porque en teoría se trata precisamente de eso, de ser una persona magnánima que es capaz de quitarse lujos, placeres o comodidades para ofrecérselo a otros que más lo necesitan. Y el discurso llega al punto de que el mundo sería un lugar mejor si más gente fuese solidaria. Sobre todo los ricos y los poderosos. Porque claro, todos estamos convencidos de que si nosotros lo fuésemos, donaríamos gran parte de nuestra fortuna a ayudar a otros. Sin embargo, la solidaridad es oportunista y, desde luego, es interesada.

Read More

¡Se te acaba el tiempo pero sigues vivo! 6 ideas para usarlo mejor

Desde que acabé la carrera no me había ocurrido esto otra vez. Me falta el tiempo para llevar todos los proyectos que me interesan, leer todo lo que me gusta y llevar la vida social que quiero. Ahora mismo, tengo 3 libros empezados en el kindle, uno en la tablet y varios en cola esperando su oportunidad; a eso he de sumarle 3 audiolibros aparentemente muy interesantes, blogs en los que me gustaría profundizar, el trabajo del blog de rugby que me llena la agenda a diario; gimnasio, búsqueda de nuevo trabajo (esto ya lo comentaré otro día, si acaso) y, por supuesto, escribir en este blog. Eso sin contar amigos, actividades y hobbies varios que también están esperando en la cola.

Suena agotador, ¿cierto? Sin embargo, es lo mejor que nos puede pasar, dentro de ciertos límites. Puede sonar raro, pero así es. Tener el tiempo ocupado con actividades, y no solo eso, sino proyectos y objetivos reales, no es más que una buena noticia. Read More

Inmigración y tribus

La entrada de hoy es conflictiva. Es uno de esos temas en los que el sentido práctico choca con los principios de los derechos humanos. Se supone que si uno es un humanista, debería estar a favor de abrir fronteras. Y yo siempre he considerado que ser humanista, procurar el bien a todas las personas posibles y ayudar a los que están en peor situación debido a causas externas, es un deber moral. Pero últimamente también me he vuelto “evolucionista”. Es decir, creo que somos seres tribales y animales al fin y al cabo, con una pequeña capa de racionalidad. Esa capa nos engaña y nos habla de situaciones ideales, donde todos somos hermanos y maravillosos. Pero si uno se pone práctico, analiza las consecuencias de ese humanismo teórico perfecto, resulta que supondría un auto-sacrificio. Y yo ayudaré a todo el que pueda, pero no a costa de mi mismo, no a costa de sacrificarme yo. Read More

La Lengua Común

Viene esto a cuento de una entrada que andaba leyendo de Pérez-Reverte, tipo interesante donde los haya y que se granjea por igual admiración y desprecio, el proceso de adopción del castellano en Europa cuando lo del imperio. La realidad ha surgido como algo evidente y es que la adopción de un idioma no es un proceso que se pueda forzar o adoptar de forma voluntaria, imponiendo el mismo a golpe de ley o reforma. Se adopta el idioma por la sencilla razón de que es útil. Cuando hay una lengua que entiende con facilidad una gran mayoría de zonas, en este ejemplo, Europa, son los mismos hablantes -y no instancias superiores- los que de forma voluntaria lo aprenden y usan. Es una cuestión de incentivos: en este caso, el incentivo es facilitar los contactos de todo tipo entre lugares distintos y con posibles intereses comerciales. Read More

El Papel Desaparece y no Escribo a Mano

Leía el otro día en el blog de Enrique Dans sobre las oficinas abiertas. Es un tema interesante, pero lo que me llamó la atención fue la siguiente frase: “Para mí, el papel es el gran enemigo a erradicar de las compañías: todo lo que esté en papel circula peor, se comparte peor y se administra peor: el papel es el gran enemigo a batir.

Nada más cierto. el papel desaparece y cada vez está más claro. Los modos de trabajar y de funcionar hoy en día son digitales y el papel, más que facilitar, introduce complicaciones. Desde hace tiempo, uso esencialmente el ordenador, al igual que mucha gente, para cualquier cosa. Lo único que aún escribo son notas en post-its para tener por el escritorio y recordar cosas pendientes. Pero únicamente de forma temporal, cuando se trata de recordar algo de un día para otro. Todo lo demás termina siendo digital. Read More

Atar las cosas antes de saltar

Igual el título de la entrada da lugar a malentendidos. No es el consejo que daría a alguien. ¿Crees que debes tener todo atado, controlado y bien dispuesto antes de dar ningún paso? Enhorabuena, acabas de asegurarte la inmovilidad total. Pretender controlar todos los aspectos de una decisión, y sus consecuencias, como si de un plan maestro se tratase no es una estrategia razonable, a pesar de lo que pueda parecer. Es imposible prever todo lo que va a ocurrir, ni como va a reaccionar la gente, ni de qué manera va a desarrollarse todo una vez en marcha. Ni siquiera podremos saber cómo vamos a reaccionar nosotros mismos. Lo importante es ponerse en marcha, comenzar el proyecto. Como ejemplo voy a hablar de los saltos que he dado y las cosas que no han estado atadas. Hay problemas, dificultades y presiones que ni imaginaría.

Read More

A vueltas con nuestra irracionalidad

Compramos por instintos, nos atraen diseños por algo inexplicable, las modas, dinámicas sociales, justificaciones a posteriori. Todo son impulsos, todo es irracional, bañado con una fina capa de racionalidad. La gente piensa que podemos controlar nuestros instintos, que podemos ser mejores. Entonces se frustran porque el mundo esta lleno de gente que no lo hace. Llegan a la conclusión de que deben ser malos, personas podridas que no quieren ser mejores. Pero negar la irracionalidad es a lo único a lo que lleva.

Lo curioso es que esa misma gente se contradice y utiliza términos que apelan a lo irracional sin alterarse, como apreciando un cuadro. Read More