Disrupción en tu vida

Se habla mucho de este concepto en entornos tecnológicos: la disrupción tecnológica que permite modelos de negocio tan distintos que arrasan el mercado por encontrar la forma de dar un producto o servicio que la gente necesita pero que nadie había desarrollado hasta ese momento. Pero a mí me interesa más el proceso de disrupción aplicado a la persona, a uno mismo. Es un proceso complejo, profundo, que te puede cambiar la vida. Podría definir la disrupción personal como el proceso que comienza con una introspección en busca de las cosas que no funcionan como esperas en tu vida, personal y profesionalmente, y culmina en una vida más consciente sobre lo que uno hace y porqué. Read More

Las presiones y los cambios

Cuando se trata de éxito, se suele ver en formato binario: vida normal versus vida de éxito. Cuando se habla de emprendedores, de personas que han tenido éxito en su profesión o en su vida, se narran las diferentes situaciones y anécdotas que les llevaron a su destino. Aquellas historias sobre cómo se sobrepusieron a las dificultades y en el momento de sacar adelante su proyecto lucharon contra la adversidad, sabiendo que iban a triunfar. No suena mal, al fin y al cabo, cuando Jobs, por ejemplo, estaba con Wozniak en su garaje ultimando los detalles de su Apple en su caja de madera, todos sabemos que iba a triunfar. Cuando ya tenían el ordenador y simplemente tenían que conseguir venderlo y darlo a conocer. Parece una etapa en la que simplemente hay que seguir intentándolo porque claramente va a triunfar. Read More

El Papel Desaparece y ya no Leo Libros Analógicos

El otro día estaba leyendo a Asinorum y recaí en este post acerca de un libro viejo que había comenzado a leer, disfrutando del olor y el tacto del mismo. Y eso me dio que pensar. El libro en papel tiene un aura de romanticismo y encanto que es difícil de evitar. El olor de sus páginas, el tacto y el peso, el formato y la textura… Todos esos detalles que hacen que la gente que le gusta leer prefiera aún el libro en papel que cualquier variante electrónica. O eso dicen, porque yo no siento lo mismo. Puede que al principio tuviese ese pensamiento. También pensaba que escribir a mano tenía su encanto y ahora mismo, apenas escribo con bolígrafo unos cuantos post-its de vez en cuando. Bienvenidos al mundo del mañana. Read More

La Cultura es un reflejo, no una fuente

La cultura: ese abstracto que sirve tanto para alimentar nacionalismos como para sustentar quejas o proclamas. Un arma arrojadiza usada en casi cualquier situación para explicar cualquier idea por peregrina que sea. Pero básicamente, la cultura, como elemento común de cada sociedad y no como conocimiento personal adquirido, ha sido utilizada como explicación de casi cualquier problema social o económico que se haya puesto a tiro. La cultura de la “picaresca” para explicar que la gente evite pagar impuestos, como diciendo que la cultura hace que la gente tienda a actuar así; la cultura de la violencia para explicar el fracaso de los sistemas sociales y escolares y explicar que fueron las películas y videojuegos violentos los que provocan la delincuencia juvenil; por supuesto, la cultura machista para justificar el machismo y discriminación…

No vengo a decir que nada de lo anterior tenga parte de verdad -menos lo de las películas y videojuegos violentos, que si fuese verdad, viviríamos en una guerra total- sino a desmentir que la cultura sea la fuente de los problemas. Read More

La vida es desafío: adaptación y supervivencia, nos guste o no

Una idea fundamental que hoy en día está en el cajón del olvido para mucha gente es la expresada en el siguiente párrafo que leí hace algún tiempo:

Life is a test, a continuous struggle which every man – either poor or rich, successful or loser – has to endure. (…) We have been created to be tested – and we have been tested, are being tested, and will continue to be tested—for no man can escape the tests that life continually throws at us during the duration of our earthly existence.

que traducida, para los que lleven el inglés más flojo, es como sigue: Read More