Oferta y Demanda

Estoy algo liado con la vuelta del blog de rugby, así que quizá esta semana la cosa ande floja. Pero quiero dejar algunas ideas a las que doy vueltas desde hace tiempo. Hace ya unos años que la economía y la dinámica social son dos temas que me interesan mucho y que, creo, están íntimamente relacionados. Tanto es así, que mis ideas sobre estos temas, para disgusto de algunas personas que me conocen, han ido cambiando y adoptando un enfoque más realista y menos idealista. Menos humanista, si se quiere.

De las ideas fundamentales que más me han afectado y que más han cambiado mi punto de vista es la de la oferta y la demanda. Creo que, al contrario de lo que se dice, no es tanto una ley económica Read More

Mi Cisne Negro

Estoy terminando de leer el libro de El Cisne Negro, sobre lo impredecible de las catástrofes, de los golpes de fortuna y de situaciones que trastocan todo en un mundo cada vez más complejo. Se trata de que la estadística es poco útil para predecir los grandes cambios, puesto que llega un suceso que nadie predijo y que comienza a afectar todo a su alrededor. Algo que se descartó (o incluso ni se le ocurrió a nadie) resulta ser el efecto más peligroso que cualquiera de los otros que se tuvieron en cuenta. Cuanto más complejo e interconectado esté todo, más imprevisibles son estos sucesos porque nuestro cerebro no ha evolucionado para prever estos complejos entramados.

La frase tan conocida, aunque esencialmente errónea, de que un batido de alas de una mariposa Read More

Corrección política, consecuencias y la muerte de la inteligencia

La corrección política parte de mentes débiles que no pueden asumir y aceptar que en el mundo ocurren cosas que no les gustan, ni que hay gente que tiene ideas, creencias y pensamientos que contradicen los suyos. Respirad hondo ahora, que la frase es dura. La corrección política nace de mentes débiles.

Lo que en un principio parece algo correcto, como cambiar una percepción que se torna errónea, ideas discriminatorias o negativas o creencias desfasadas, puede terminar derivando en un extremo que prohíbe y castiga el disentimiento. Hablamos ya de tabúes y de que lo políticamente (y socialmente) correcto ha alcanzado el grado de dogma de fe que impide Read More

Haters gonna Hate: búscate una vida

Leo a Risto Mejide. Su personaje me parecía un gilipollas, pero luego descubrí que era un personaje… con tintes de verdad. Y entonces me di cuenta que Risto es un tipo con ideas claras, con sus prioridades establecidas y que no se va a retractar de algo por el que dirán (al menos, a priori). Tal vez su personaje primero le permitió más facilidad para conseguirlo. Aún así, respeto a las personas capaces de mantener su palabra y defender sus ideas, aunque se equivoquen. ¿Quién no se equivoca?

Y nombro a Risto por dos motivos: el primero, los comentarios de este artículo suyo, que por cierto muestra bastante bien quién es él en contraste con su personaje; el segundo es que hay un hecho que se refleja claramente en los mensajes que recibe y es lo que da título a esta entrada. Haters gonna hate, o Read More

Momentos históricos

Siempre me ha gustado la historia. En especial, lo que Unamuno llamó la intrahistoria. Es decir, las historias de la gente que vivió la historia. Si voy a un castillo semi-derruído, pienso en quién viviría ahí, cómo vería el mundo y qué pasó. Mis locuras.

Pero respecto a la historia, mejor dicho, Historia, me llama la atención un detalle que siempre olvidamos: quienes la vivieron apenas sabían qué ese momento iba a repercutir en años, o incluso siglos, venideros. Me he acordado de esto leyendo el libro de El Cisne Negro sobre la incapacidad de predecir que tenemos. No sólo eso, sino la visión cortoplacista. En el caso del 11-S, sabíamos que estábamos ante un hecho que aparecería en los libros de historia. Pero cuando las primeras manifestaciones de lo que sería el 15M, la mayoría pensaban (me incluyo) que era una manifestación más debida al descontento. Podrían estar o no de acuerdo, pero nadie previó que de aquello llegaríamos a ahora, con nuevos partidos, posible regeneración -esperemos…- y los partidos tradicionales hechos un lío. Y eso sigue siendo corto plazo. Pienso en cosas distintas Read More

Usa tu vida para algo, imbécil

Úsala. No dediques la semana a ir de casa al trabajo y vuelta, solo para echar el resto de la tarde mirando la tele y navegando al azar por internet. Si hace sol, sal a la calle, conoce gente, queda con chicas (o chicos, cada cuál lo que quiera), bésalas y ponte con esos proyectos que “algún día piensas hacer” pero que aún no has empezado. Abre un blog, apúntate al gimnasio, prueba un deporte nuevo o llama a alguien para ir a un nuevo bar donde nunca antes has estado; crea Read More