Vístete como un hombre

Desde hace un tiempo tengo un plan: cambiar mi armario por ropa con estilo, con mas elegancia. Hasta entonces y salvo determinadas cosas que usaba cuando salia o quedaba con gente, mi armario era como el de la mayoría de los hombres. Simplón y utilitario. El hecho de que no fuese hortera o de mal gusto era la mejor característica del mismo. Es decir, había invertido poco esfuerzo en vestir bien, en buscar ropa adecuada a un estilo que me gustase y que no fuese… casual mediocre, por llamarlo así. Este “estilo” lo reconoceréis porque parece que el único requisito es que no sea muy discordante o que no resulte hortera. Del montón. Y es muy típico en hombres, mas que en mujeres.

Muchos de los que leéis esto ahora,quizá pensáis que son pijadas. Eso de andar preocupado de que combina con que y fijarse en si los zapatos cuadran con el jersey o los pantalones parece algo propio de gente vanidosa y superficial. Pero cometéis el mismo error que cometía yo. El aspecto visual tiene mas importancia de lo que cualquiera quisiera admitir; es nuestra tarjeta de presentación. Las tribus urbanas se definen por su estética y por tribus urbanas no me refiero solo a góticos, raperos o grupos mas característicos. El TTN (digamos, típico tipo normal) también tiene una estética que lo define aunque es menos consciente de ello que cualquier otro: la estética insulsa y descuidada. Dice mucho de uno mismo. Vestir bien y con gusto es otra faceta mas de la mentalidad de mejora personal. Poner tiempo, esfuerzo y dedicación a tener mejor apariencia esta relacionado con dedicar tiempo a cuidarse la salud, hacer deporte o comer mejor. No hay que obsesionarse con una faceta en particular. Es un trabajo global.

Hablo de toda esa gente, entre la que me incluía, que se pone lo primero que ve para ir a la oficina, para salir a dar una vuelta entre semana o al centro a tomar algo. Esto es, hablo de poner poco esfuerzo en el vestir, en el aspecto personal que proyecta la ropa; poco esfuerzo en definir un estilo propio y elegante todos los dias, no solo los días de salir. Es renunciar a tratar de mejorar.

Y ahora estoy en ello, buscando mi estilo, comprando ropa mas acorde con el y mas elegante. La idea es que a diario también mantenga ese estilo porque es el propio y no un estándar que simplemente “no resulta feo“. Lleva tiempo y una inversión de dinero, pero merece la pena. No nos engañemos: como seres sociales que somos, queremos que los demás nos miren con buenos ojos, queremos ser atractivos ante la sociedad y que nos alaben o nos “acepten”. Nos vestimos, no para nosotros, sino para sentirnos a gusto cuando estamos ante otras personas. Si no, no habría motivo para no salir a la calle con el chándal de estar por casa los domingos de resaca o para ponerse esa camisa que nos gusta tanto mientras estamos en casa viendo una película. Pero no lo hacemos, porque la realidad no es que nos vistamos solo para nosotros mismos. Así que no seáis hipócritas y cuidad un poco los detalles.

Esta pagina es de las mas interesantes que he visto hasta el momento referente al estilo masculino.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s