Acerca del fracaso

¿Por qué titular un blog con la palabra fracasando? ¿Acaso el pesimismo hace que uno disfrute y se regocije futilmente en el propio y oscuro fracaso? No. El motivo es una conclusión: el fracaso no es lo peor que puede pasar. Es más, del fracaso hay que aprender y se puede aprender. Pero para ello es importante no avergonzarse d él ni negarlo cuando llega. Este blog, en realidad, no va de fracaso; va de afrontar la posibilidad de fracasar sin que ese miedo anule la capacidad de conseguir las metas. Este blog irá de mis proyectos y de mis cambios de vida, recientes y complicados, en los que asumo la posibilidad de fracasar, incluso estrepitosamente, sin echarme atrás.

No en vano, este blog no es el primero que hago. El otro fracasó. Al menos, fracasó por no llegar a ser lo que pretendía que fuese o creía que llegaría a ser. Y aprendí. Aprendí que el otro lo empecé sin tener claro qué quería hacer y que lo único que quería era que fuese un blog que la gente leyese. Algo bastante avocado al fracaso. ¿Ahora sé qué quiero que sea este blog? Quizá sí. Quiero que sea mío, donde escriba mis ideas, proyectos y locuras, según me dé, sin preocuparme de si lo lee mucha gente, si publico suficiente o no o si los temas son interesantes o no. Eso ya llegará… o no. Pero almenos, haré algo que me apetece.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s