¡Nos han plagiado!

Hoy ha pasado algo curioso, feo y desagradable. Aunque también son buenas noticias. Si no lo sabéis, llevo un año y algo con un blog de rugby amateur, Rugby de Calle, junto con Javier. Un proyecto propio con nuestras ideas y con planes interesantes de futuro. Y ahí seguimos, teniendo cada vez más visitas y reacciones positivas de la gente. Es genial ver que lo que haces funciona y tiene la respuesta que querías, o incluso mejor. El caso es que hoy ha pasado algo: nos han plagiado.

Una de las cosas que habíamos empezado a hacer eran unas viñetas de humor sobre el rugby. Lucía nos hacía las ilustraciones en base a varias ideas que trabajamos con ella. Quedan muy bien y tienen su encanto. Y funcionan tan bien que, de repente, recibimos una notificación de un comentario donde nos nombran. Y ahí está la viñeta (aquí la original), compartida por una página de Facebook sobre rugby en Costa Rica. Otra página que comparte lo que ponemos, ¿no? Sí, salvo por el detalle de que donde estaba nuestro logo, aparecía sobreimpreso el nombre de esta página, y donde estaba la firma de Lucía, había 3 puntos. Tan cutre como eso.

¿Y estoy cabreado? Pues a medias. En realidad, creo que es una buena noticia que haya pasado esto. Parto de la base que el mundo está lleno de gente cutre y gente ruin. Que te plagien significa que o has tenido muy mala suerte de toparte con alguien así, o bien, estás teniendo un éxito suficiente para que ese tipo de gente sepa de tu trabajo. En este caso, creo que es la segunda. Lo estamos haciendo bien, tanto nosotros en la web, como Lucía con las viñetas. Y están siendo compartidas por las redes sociales. Es más, si llega el punto que alguien quiere hacerlas pasar por suyas, significa que tienen calidad. Así que estoy contento.

Porque sí, en Internet es imposible evitar que te plagien. Lo único que puedes hacer cuando ocurra, es avergonzar y señalar públicamente a los responsables. Y seguir con lo que estás haciendo, porque vas por el buen camino. No hay que anclarse en injusticias así. Además, por el momento, han retirado la imagen en cuanto les hemos escrito y veremos si esconden la cabeza como avestruces o se disculpan sin más. En cualquier caso, buenas noticias para RdC.

Qué hacer cuando llegas a la meta…

Humm, es curioso que haya tardado en darme cuenta.

Cuando me metí a hacer físicas, me veía en un futuro trabajando en algún centro científico internacional; trabajando en algo novedoso o que implicase solventar problemas que no se habían resuelto o planteado antes. Tanto teóricos como científicos. Esa meta desapareció de mi mente cuando acababa la carrera, porque no quería hacer un doctorado ni llevar la dura vida que lleva un estudiante. También porque estaba cansado ya de estudiar y había conseguido lo que quería: aprender física y terminar la carrera que más me gustaba.

Al poco de terminar, me dí cuenta de que quería hacer cosas útiles y de aplicación práctica; también quería tener tiempo libre y que el trabajo fuese algo que haría incluso en mi tiempo libre. Es la mejor manera de no trabajar nunca. Fue siguiendo las opciones que se me abrían delante y he te aquí, que de repente estoy trabajando en ELI, un proyecto europeo de física de láseres. Hoy mismo, en Hamburgo, en DESY, un centro con más solera que el mío (de hecho, funciona desde hace años) y de investigación científica. ELI está en construcción, y aunque no estoy en el desarrollo teórico del asunto, estoy en el desarrollo práctico y tecnológico. Es decir, casi sin proponérmelo, he conseguido cumplir el objetivo que tenía, el deseo más bien, cuando estudiaba físicas. Digamos que he llegado a la meta…

…pero de una carrera que dejé de correr hace tiempo. Ahora me interesa programar, desarrollar aplicaciones, software, videojuegos, escribir… proyectos más personales que otra cosa, proyectos comerciales si queréis. La ciencia para los científicos, porque yo no me considero tal hoy en día. Ironías de la vida, conseguí llegar mi meta cuando resulta que ya no me interesaba.

Imagino que de eso se trata: las metas son sólo el combustible para seguir avanzando y para seguir mejorando. Quizá solo se trata del camino que recorremos mientras tanto.

Buscar trabajo y los contactos

Han pasado unas semanas sin publicar nada. Sigo vivo, no os preocupéis, pero sí es verdad que me había quemado un poco y había empezado a perder la concentración. Hablaré quizá de esto una semana de estas, pero de momento, publico sobre el trabajo y lo que he visto cuando he comenzado a plantearme opciones alternativas. Concretamente, uno de mis objetivos era u trabajo que supusiese menores obligaciones que el actual o uno que me diese más dinero.También hablaré del dinero dentro de poco.

Cuando uno intenta encontrar un trabajo suele usar páginas de empleo. Incluso agencias de contratación, que por estos lares resultan fundamentales. Sin embargo, los trabajos interesantes, los de calidad, los buenos, no se encuentran enviando un curriculum de dos hojas a una persona desconocida de recursos humanos. Read More

Para quién estoy escribiendo y los sueños de juventud

Para mí, podría decir. Pero no necesito un blog en internet para escribir para mí mismo. Quizá para conectar con otras personas que piensan como yo, o diferente, de forma que nos enriquezcamos. Tal vez escribo para quién se aburra y quiera tener algo que leer a ratos. Aunque la realidad es otra. Escribo para quienes quieren mejorarse. Mejorar su vida, sus relaciones o su trabajo. Para quienes han decidido que el script social impuesto no es para ellos, que lo de ser una oveja que sigue al rebaño no es para ellos. Para quienes piensan que, porque una oveja bale más fuerte que otras, no significa que sea libre ni que haya “escapado”.

¿Y por qué escribo para esas personas? Parece algo pretencioso porque, en el fondo quién soy yo para hablar de mejora personal, cuáles son mis credenciales… No. No lo hago porque sepa más que otros, porque sea un gurú (en los que confío regulín, por cierto) y pueda decirle a los demás lo que hacer. Read More

Über y los taxis en Praga

La que se está liando con Über, el servicio de taxis particulares que se está imponiendo allí donde aparece, no es algo nuevo, aunque así lo parezca. En realidad, es la lucha de siempre desde que Ned Ludd destrozó varias máquinas textiles allá por 1811. Miedo, incomprensión y, en muchos casos, incapacidad de adaptación. Estos son los motivos principales por los que las personas tienden a oponerse a nuevas ideas o modelos distintos. En el caso de Über, muchos alegarán que el problema es que entra en mercados muy reglamentados y legislados, saltándose la ley. Pero ese no es el problema. Read More

Economía colaborativa y el INEM

El mundo está cambiando más rápido de lo que se hubiera podido predecir. La popularización de los ordenadores y su abaratamiento hizo que hubiese una revolución, pero la que fue decisiva fue la aparición de Internet. Como comentaba en otra entrada, se está produciendo un cambio de modelo a nivel económico, social y laboral y nos está costando mucho adaptarnos. Muchos se quedarán fuera, se caerán del tren que marcha demasiado deprisa. Por eso hay que estar atento y cambiar el chip. Respecto al trabajo, hay que diferenciarse, especializarse y buscar el nicho.

El tema es que no sólo habría que hacerlo individualmente, sino colectivamente. Read More

Libertad, Dinero y Responsabilidad

Estoy siguiendo un curso gratuito sobre creación de blogs. El mío ya está creado, pero siempre se puede aprender de la gente que sabe más. De hecho, es lo que hay que hacer. El curso en cuestión -algo sencillo, de una semana- lo está llevando uno de los escritores de Fizzle, un blog de referencia en el área de creación de proyectos y negocios con su correspondiente comunidad, y está comenzando con un nuevo blog suyo personal. Lo cierto es que se nota cuando alguien está acostumbrado a escribir, puesto que tiene ya contenido de bastante calidad. No en vano, una de sus entradas me ha motivado a escribir esta. Y cómo no, se trata de un tema que me ronda mucho la cabeza últimamente y que sigo analizando, como es la cultura del dinero y de la realización personal, que está más relacionada de lo que podría parecer. En concreto, libertad (personal) y ganar dinero no son incompatibles. Hoy en día pueden ser incluso complementarias.

Read More