Boys will be boys

Jugar, luchar y querer palos y espadas de plástico es algo que ocurre de manera natural en muchos chicos. De la misma manera que me parece absurdo que unos padres impidan a su hijo jugar con muñecas o peluches, absurdo me parece intentar ingeniería social evitando que tenga juguetes que sean armas de algún tipo.

Ya sea con un palo o piedras, el niño que quiera y le salga natural, las usara como armas y jugara a combates o guerras. El niño que tenga natural disposición tenderá a jugar a peleas y a competir en juegos con otros niños (las guerras de globos también son competiciones, por cierto, y no es malo). Mi madre intentó en vano evitarlo, pensando que quizá así evitaría que yo saliese violento. Ella misma reconoció el esfuerzo inútil y al final termine creando una colección de pistolas de plástico envidiable (un puto arsenal) y ahora de adulto, tengo algunas pistolas de airsoft y me encanta el paintball. En todo caso, pudo acentuar mi interes por esos juguetes.

En cualquier caso, comparto este enlace  que habla sobre ello. El problema no es que un niño quiera jugar con armas de mentira, sino que no se le eduque en los límites de lo que es un juego y lo que no. “Don’t banish fighting; banish cruelty.” Al fin y al cabo, la vida es competir y luchar (por medios generalmente pacíficos en nuestra sociedad) por conseguir las propias metas y objetivos. En ocasiones, por defender nuestra forma de vida, trabajo o derechos.

Los juegos de guerra de los niños, los deportes y los de peleas son competiciones. Y parece que eso sea lo peor del mundo, pero competir no es malo y aprender a hacerlo tampoco. Puesto que es algo que ocurre de forma natural: competimos incluso cuando creemos que no lo hacemos. Los niños tienen una tendencia a competir entre ellos de forma más directa y obvia, sin embargo las niñas también compiten y también buscan posiciones dominantes dentro de sus grupos, pero de forma más indirecta. Y quién piense que competir es malo per se que se plantee porque piensa así. Quiza es demasiada falta de seguridad en uno mismo, no lo se. Pero la vida es competencia, aunque a muchos no les guste.

Anuncios

Sobreinformación

Si, es una decisión de hoy, asi que no se como funcionara. Pero leer muchos blogs, periódicos online, opiniones… al final evita una cosa fundamental y muy importante: disfrutar de la vida. Si uno está, como se suele decir, bien informado, resulta que no tiene tiempo de vivir el momento, de olvidarse de los problemas globales que están ocurriendo (aunque afecte la economía o la sociedad) y disfrutar de cada minuto y de las actividades que uno elige.

Hay otro aspecto muy importante y es la desinformación: hay muchos grupos de intereses según las ideologías y estos grupos presentan las cosas desde diferentes puntos de vista. Por ejemplo, respecto a los refugiados sirios. Los medios de derechas presentan solo los incidentes, refugiados rechazando ayuda porque tenía el logo de la Cruz Roja y cosas similares. Por otro lado, los medios de izquierdas, solo ponen situaciones de víctimas, personas sufriendo y muertos cuando intentan salvar sus vidas. Ninguna de las dos visiones es realista. Unos exageran los problemas y ocultan el sufrimiento para defender sus ideales. Los otros ocultan los problemas y realzan el sufrimiento también para defender sus ideales. Al final, resulta que hoy en dia es imposible tener noticias fieles y uno tendría que leerse todos los medios que hablasen sobre un tema en concreto, o intentar estar en el lugar de los hechos para realmente saber qué está pasando, sin filtros. Generalmente nada es blanco y negro, asi que es obvio que las noticias y los medios (incluyen blogs) solo sirven para reafirmar ideologías y visiones del mundo. No he encontrado aun uno que ofrezca datos sin interpretar de forma que uno mismo pueda hacerlo. Tampoco se si eso es posible realmente. La conclusión es la misma: leer mas noticias desinforma mas todavia.

Que le den a Internet por un tiempo. Dentro de menos de una semana, me dedicare a leer libros que tengo pendiente y a escribir cosas que tengo en mente. Creo que es una buena manera de encontrarme conmigo mismo, porque a veces, con todos los follones que ocurren en el mundo actual, parece que ya ni pienso con mi propio cerebro, sino con la sobreinformación. El mundo quizá sea demasiado complejo como para tener una opinion formada acerca de todo, por lo que lo mejor, tal vez, sea cerrarme en banda durante un tiempo. Internet tiene un lado oscuro y resulta ser cuando te vuelves adicto a la información. Es intoxicante y diluye quien eres. Asi que os lo recomiendo: dejad por un momento de leer periódicos, blogs y mierdas de las redes sociales. Seguro que son interesantes algunas de ellas, pero puede venir bien encontraros a vosotros mismos dentro de la cabeza y escucharos. Yo lo voy a hacer, a ver que tal la experiencia. Por veces anteriores, es muy recomendable.

Corrección política, consecuencias y la muerte de la inteligencia

La corrección política parte de mentes débiles que no pueden asumir y aceptar que en el mundo ocurren cosas que no les gustan, ni que hay gente que tiene ideas, creencias y pensamientos que contradicen los suyos. Respirad hondo ahora, que la frase es dura. La corrección política nace de mentes débiles.

Lo que en un principio parece algo correcto, como cambiar una percepción que se torna errónea, ideas discriminatorias o negativas o creencias desfasadas, puede terminar derivando en un extremo que prohíbe y castiga el disentimiento. Hablamos ya de tabúes y de que lo políticamente (y socialmente) correcto ha alcanzado el grado de dogma de fe que impide Read More

La Cultura es un reflejo, no una fuente

La cultura: ese abstracto que sirve tanto para alimentar nacionalismos como para sustentar quejas o proclamas. Un arma arrojadiza usada en casi cualquier situación para explicar cualquier idea por peregrina que sea. Pero básicamente, la cultura, como elemento común de cada sociedad y no como conocimiento personal adquirido, ha sido utilizada como explicación de casi cualquier problema social o económico que se haya puesto a tiro. La cultura de la “picaresca” para explicar que la gente evite pagar impuestos, como diciendo que la cultura hace que la gente tienda a actuar así; la cultura de la violencia para explicar el fracaso de los sistemas sociales y escolares y explicar que fueron las películas y videojuegos violentos los que provocan la delincuencia juvenil; por supuesto, la cultura machista para justificar el machismo y discriminación…

No vengo a decir que nada de lo anterior tenga parte de verdad -menos lo de las películas y videojuegos violentos, que si fuese verdad, viviríamos en una guerra total- sino a desmentir que la cultura sea la fuente de los problemas. Read More

La responsabilidad y el esfuerzo

La responsabilidad no es levantarse a la hora, trabajar de forma correcta y hacer lo que se debe de hacer. Responsabilidad es ser consciente de que cada acto tiene una consecuencia y de que si se quiere obtener o conseguir algo, hay que actuar en consecuencia. Darse cuenta que no va a haber necesariamente nadie ni nada que vaya a cuidar de ti o a ayudarte a solucionar los problemas. Nos hemos acostumbrando a tener redes de seguridad en todo momento a nuestro alrededor: familia y amigos, organismos, entidades, asociaciones… La seguridad y calidad de vida con la que vivimos ha hecho que nos acostumbremos a buscar nuestro placer, beneficio o interés sin medir adecuadamente las consecuencias ni a pensar que las cosas pueden torcerse. Esto tiene cierto sentido, puesto que si toda nuestra vida hemos visto que las consecuencias de malas decisiones no eran especialmente fatales, es normal que tomemos eso como garantizado y despreciemos los efectos que un resultado negativo puede traer. Read More

Los derechos humanos son papel mojado

Los derechos no son algo divino, no es una imposición del universo ni son imposibles de romper. Los derechos son unas ideas que nos hemos aplicado. Pero es estúpido pensar que como tenemos derechos, los malos se tendrán que joder. Eso explica la furia e impotencia de la gente cuando los derechos (suyos o de otros) son pisoteados sin miramiento y la cara de desesperación que se les queda cuando ven que no pasa nada. Y ¿sabéis por que no pasa nada? Porque solo son ideas, acuerdos tácitos entre personas. Pero como todo acuerdo, basta con que una de las partes decida no cumplirlo para que se vaya todo a la mierda. Read More

La Lengua Común

Viene esto a cuento de una entrada que andaba leyendo de Pérez-Reverte, tipo interesante donde los haya y que se granjea por igual admiración y desprecio, el proceso de adopción del castellano en Europa cuando lo del imperio. La realidad ha surgido como algo evidente y es que la adopción de un idioma no es un proceso que se pueda forzar o adoptar de forma voluntaria, imponiendo el mismo a golpe de ley o reforma. Se adopta el idioma por la sencilla razón de que es útil. Cuando hay una lengua que entiende con facilidad una gran mayoría de zonas, en este ejemplo, Europa, son los mismos hablantes -y no instancias superiores- los que de forma voluntaria lo aprenden y usan. Es una cuestión de incentivos: en este caso, el incentivo es facilitar los contactos de todo tipo entre lugares distintos y con posibles intereses comerciales. Read More